Hasta cuándo seguirá subiendo el precio del kWh y qué consecuencias está teniendo en las PYMES

El precio del kWh sigue subiendo y esto ha influido de forma muy negativa en el desarrollo de las PYMES. Al ser la electricidad un elemento de gran importancia en las PYMES, su aumento trae serias consecuencias en éstas. La electricidad está detrás de toda la maquinaria de cada empresa.
Las condiciones climáticas también son un factor muy importante en el aumento de las tarifas de la luz. Y la opción de emplear la energía solar también supone un gasto significativo. Conoce cómo afecta el aumento del precio del kWh a las PYMES en este post.

Cómo afecta el aumento del precio del kWh a las PYMES

El precio del kWh ha aumentado el 114% en el segundo trimestre del año. Del mismo modo también se ha incrementado en un 51,7% el precio de los insumos para fabricar bienes y para servicios. Esto sumado a un aumento del 62% de los precios laborales de cada empresa.
Aparte también hay incremento de los servicios contratados por las Pymes para el desarrollo de sus actividades. En pocas palabras, se ha generado un aumento del 2,7% entre un año y otro, lo cual lo convierte en el incremento más alto desde 2007. Entre los servicios que más han aumentado sus tarifas han sido los de transporte.

Asimismo, también hay un aumento considerable de otros productos energéticos como el gas y los derivados del petróleo. Por otra parte, esta subida de los precios ha afectado la competitividad de las empresas.
Por ello, a través de Cepyme, las empresas exigen la consideración del gran incremento de los costos al momento de establecer el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, ya que una de las principales consecuencias es la pérdida de competitividad.

¿Podrá mejorar la situación energética?

Según previsiones de los representantes del Cepyme, la situación anticipa un empeoramiento de la situación de las empresas en la temporada de otoño. En invierno posiblemente el incremento del precio del kWh se agudice, dada la necesidad del uso de la calefacción.
Como se mencionó anteriormente, optar por la energía solar no mejoraría la situación, ya que este tipo de energía es muy costosa. Y la energía eólica está condicionada por las condiciones climáticas. Estos aumentos ponen en riesgo el desarrollo de las pymes, ya que se ven obligadas a subir el precio de sus servicios.
Entre las empresas más afectadas están las alimentarias (restaurantes, panaderías). El alto consumo de energía por parte de estas empresas hace necesario el aumento de sus servicios. Esto también afecta la productividad de las pymes debido al aumento de sus productos y servicios.
Se estima que cada pyme consume una media de 13 kWh, esto se traduce entre 800 y 1000 euros mensuales. Es decir, el doble del precio del año anterior. En líneas generales, los costos de las empresas se han incrementado en un 24,4% con relación al año pasado.

El aumento energético afecta el progreso de las pymes

A raíz de la guerra en Ucrania, el aumento del precio del kWh ha sido más notorio. De igual manera, en los bienes intermedios ha habido un aumento del 21,5%; y en los bienes de equipo, de 5,7%. También se han encarecido los servicios más utilizados por las empresas como transporte, internet, telefonía y seguridad.
Todo esto afecta también la calidad de los productos y servicios, lo cual derivaría en una disminución de las ganancias. Por otro lado, las tasas de desempleo también podrían aumentar, debido al coste de facturación del personal de trabajo. Las empresas esperan una solución al problema a fin de salvar su productividad.